.

Historia

Antiguos taladros

Antiguos taladros

En 1982, Francisco Ponsico se inicia en el mundo de la carpintería de aluminio compaginando su trabajo de mantenimiento industrial en Claved S.A. y la colaboración con algunos amigos del sector de la construcción.

En 1983, Franciso inicia su aventura emprendedora junto su cuñado José Cangueiro y la imprescindible colaboración de su esposa Teresa Canguerio, instalándose de forma “oficiosa” en un local de la calle Industria del barrio de Navas de Barcelona.

En 1984, Francisco funda de manera oficial junto con su amigo José Cañas una pequeña carpintería de aluminio en el mismo barrio de Navas de Barcelona, en la confluencia de las calles Felipe II y Palencia, bajo el nombre de RUSERLI, en homenaje a sus entonces únicos hijos (Ruben, Sergio y Lídia).

En 1986, José Cañas abandona el negocio, Francisco se asocia entonces con José Fernandez, la sede se traslada a la avenida Meridiana dentro del mismo barrio y la empresa cambia de nombre adoptando el que es el nombre actual de Carpintería de Aluminio Ponsico.

En 1987 la sede se traslada a la calle Murcia 29 del mismo barrio, donde se encuetran la exposición y oficina actuales.

En 1988, por motivos personales José Fernandez abandona la empresa y Teresa Canguerio entra a formar parte de la empresa de manera oficial, como socia, compaginando la manutención de sus 3 hijos (de 2, 8 y 10 años) con las tareas de gestión, administración, contabilidad y atención al cliente.

Durante los años 90 la empresa luce su máximo esplendor, llegando a emplear hasta 8 personas, basándose en el trabajo artesanal y en equipo, la atención personalizada del cliente particular y renunciando a grandes construcciones (que suponen un gran riesgo a pesar del alto beneficio neto) o campañas publicitarias más allá del “boca a boca” entre nuestro familiares y clientes.

Durante la primera decada del siglo XXI, coincidiendo con la incorporación a tiempo completo de Rubén Ponsico (hijo mayor de Francisco y Teresa), el taller de mecanización se traslada al local de la calle Murcia 33, ampliando tanto la capacidad de mecanización y almacén de stocks como los metros cuadrados de exposición (en Murcia 29), permitiendo ofrecer una mejor atención al cliente y unos precios más competitivos.

En esta primera mitad de la década de los años 10, condicionada por la crisis económica Carpintería de Aluminio Ponsico decide dar un salto adelante e incorporarse a las nuevas tecnologías  creando esta página web, cuentas en facebook, twitter y LinkedIn, con la intención de conocer nuevos clientes y ofrecerles una mejor atención (presentando nuestros productos y servicios) e incorporando las nuevos avances tecnológicos en el sector, tales como nuevos materiales (de aislamiento térmico, acústico y lumínico) o automatismos (motores, sensores de luz y viento, controles remostos y online…).